Fac Seguridad, S.A.

Lideres en Fabricación y venta de artículos para la seguridad

Poner una caja fuerte en casa.

Para empezar, hay que medir el frontal de la caja, añadiendo 5 cm en cada lateral, 10 cm en la base y 15 cm en la parte superior, y trasladar estas medidas a la pared. Seguidamente, con una maceta y un cortafríos, abrimos la pared sobre las marcas.

Abierto el hueco, hay que preparar una base que apoyará la caja e impedirá que el material utilizado para recibirla se desprenda por el interior del tabique. Bastará con emplear yeso negro y ladrillos del tipo rasillón, de 40 x 20 cm aproximadamente.

En el siguiente paso aplicaremos yeso sobre los rasillones de la base y los apoyaremos sobre el tabique y sobre la fábrica de ladrillo del fondo. Para juntarlos al tabique del fondo, se hará una roza en la que alojarlos. Una vez terminada la base, cerraremos los laterales del hueco con rasillones.

Para colocar la caja en el hueco hay que esperar a que se seque el yeso y protegerla con plástico o papel kraft y cinta de carrocero, para que durante la instalación nada penetre en su interior ni dañe el mecanismo de apertura.

Acto seguido, situaremos el nivel en la parte superior de la caja y la moveremos hasta ponerla bien fijada en su posición final de tal modo que la puerta no roce con el marco al abrir o cerrar.

Rellenaremos con hormigón todo el hueco alrededor de la caja, empezando por los laterales, situando pegotes de hormigón con la paleta en la parte superior de la caja y desplazándolos hacia los lados. Así, a medida que el hormigón cae, los laterales se compactan.

El siguiente paso consiste en cubrir el hueco entre la base y la parte inferior de la caja. Luego, reforzar la parte superior antes de rellenarla con hormigón, colocando varias varillas de acero de 10 ó 12 mm de diámetro. Para evitar que estas varillas se desplacen con el hormigón, haremos unos orificios en los rasillones de los laterales para alojar los extremos de las varillas.

Finalmente, rellenaremos con hormigón el hueco de la parte superior y lo cerraremos con restos de rasillones. 48 horas después, volvemos a preparar yeso negro y lo aplicamos con una llana en todo el perímetro de la caja.

Lo dejamos secar y lo enlucimos con yeso blanco. En cuanto seque, se podrá pintar la pared y tendremos la caja fuerte instalada y lista para usar.

About these ads

Single Post Navigation

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.256 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: