FAC Seguridad

Fabricación de cerrojos anti-bumping, cerraduras, cajas fuertes. – España

Archivar para el mes “septiembre, 2010”

Ferremad 2010 amplía su espacio de exposición

Pese a su corto recorrido, Ferremad se puede considerar un certamen de éxito. Buena muestra de ello es que la buena acogida de Ferremad por parte de las empresas del sector en su primera edición ha obligado a trasladar el salón a un espacio de mayor superficie, según han dado a conocer desde IFEMA. El pabellón 5 del recinto Feria de Madrid, con una superficie aprovechable de casi 6.000 metros cuadrados será el nuevo escenario del Salón de la Ferretería y Suministros Industriales, una feria joven y representativa de todo el colectivo, que contin�a creciendo a pocas semanas de su celebración.

Así, Ferremad en su segunda convocatoria se convertirá en el lugar de encuentro de todo el sector, donde las empresas podrán encontrar oportunidades para establecer relaciones comerciales y definir mejor los objetivos de todas las empresas para el próximo año.

Según IFEMA, el hecho de coincidir en una misma fecha dos eventos industriales supone unir la oferta con la demanda. Ferremad, con la más completa oferta de herramientas y utillaje junto al mayor colectivo consumidor de este tipo de productos: los instaladores profesionales, el visitante natural de Matelec, aportarán aire fresco y nuevas ideas, ofreciendo a todo el mercado industrial español y europeo la mayor variedad de equipos y materiales del sector.

Anuncios

Poner una caja fuerte en casa.

Para empezar, hay que medir el frontal de la caja, añadiendo 5 cm en cada lateral, 10 cm en la base y 15 cm en la parte superior, y trasladar estas medidas a la pared. Seguidamente, con una maceta y un cortafríos, abrimos la pared sobre las marcas.

Abierto el hueco, hay que preparar una base que apoyará la caja e impedirá que el material utilizado para recibirla se desprenda por el interior del tabique. Bastará con emplear yeso negro y ladrillos del tipo rasillón, de 40 x 20 cm aproximadamente.

En el siguiente paso aplicaremos yeso sobre los rasillones de la base y los apoyaremos sobre el tabique y sobre la fábrica de ladrillo del fondo. Para juntarlos al tabique del fondo, se hará una roza en la que alojarlos. Una vez terminada la base, cerraremos los laterales del hueco con rasillones.

Para colocar la caja en el hueco hay que esperar a que se seque el yeso y protegerla con plástico o papel kraft y cinta de carrocero, para que durante la instalación nada penetre en su interior ni dañe el mecanismo de apertura.

Acto seguido, situaremos el nivel en la parte superior de la caja y la moveremos hasta ponerla bien fijada en su posición final de tal modo que la puerta no roce con el marco al abrir o cerrar.

Rellenaremos con hormigón todo el hueco alrededor de la caja, empezando por los laterales, situando pegotes de hormigón con la paleta en la parte superior de la caja y desplazándolos hacia los lados. Así, a medida que el hormigón cae, los laterales se compactan.

El siguiente paso consiste en cubrir el hueco entre la base y la parte inferior de la caja. Luego, reforzar la parte superior antes de rellenarla con hormigón, colocando varias varillas de acero de 10 ó 12 mm de diámetro. Para evitar que estas varillas se desplacen con el hormigón, haremos unos orificios en los rasillones de los laterales para alojar los extremos de las varillas.

Finalmente, rellenaremos con hormigón el hueco de la parte superior y lo cerraremos con restos de rasillones. 48 horas después, volvemos a preparar yeso negro y lo aplicamos con una llana en todo el perímetro de la caja.

Lo dejamos secar y lo enlucimos con yeso blanco. En cuanto seque, se podrá pintar la pared y tendremos la caja fuerte instalada y lista para usar.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: